Comments

    ¿Cómo cambiar el pañal de mi bebé?

    Cambiar el pañal de tu bebé es una tarea que realizarás todos los días, puedes aprovecharla para conversar con tu pequeño/a y fortalecer el vínculo con él/ella. A pesar de ser algo sencillo requiere de un poco de práctica, para ello compartimos contigo una guía paso a paso para que cambies correctamente el pañal de tu chiquito/a.

    1. Prepara el material necesario: Pañales y Toallitas Húmedas Panolini.
    2. El lugar que elijas debe ser caliente, limpio y seco. Recuerda lavar bien tus manos y secarlas, ya que estarás en contacto con zonas vulnerables de tu bebé.
    3. Suelta las cintas de agarre mágico y abre el pañal, cubre sus partes íntimas con una toallita húmeda para que al momento de retirar el pañal no entren en contacto con popó (en caso de que sea esta la razón por la cual estás cambiando el pañal).
    4. Levanta sus piernitas por los tobillos delicadamente con una mano.
    5. Retira suavemente el pañal enrollándolo con la parte sucia hacia adentro. Deja el pañal bajo las nalguitas de tu bebé y así evitarás mojar o manchar la superficie sobre las cual estás realizando el cambio.
    6. Con ayuda de Toallitas Húmedas Panolini realiza la limpieza de sus partes íntimas y su nalguita, siempre de adelante hacia atrás, de esta manera evitarás posibles infecciones. Recuerda que si tu bebé es niña, será más propensa a las mismas por lo que te recomendamos tener especial cuidado.
    7. Una vez que tu bebito/a este limpio, enrolla por completo el pañal sucio.
    8. Coloca un pañal limpio con la parte que tiene las cintas de agarre mágico detrás de las nalguitas del bebé. Separando sus piernas delicadamente extiende la parte frontal del pañal sobre su pancita y ciérralo juntando las cintas de agarre mágico de la parte posterior con la parte delantera.
    9. Coloca el pañal sucio en una funda, ciérrala y bota todo en la basura.

    Descubre la protección suave y delicada que tenemos para tu bebé con nuestros pañales y toallitas húmedas Panolini Delicare. Es probable que en las primeras semanas tu bebé sea talla recién nacido, pero para estar segura puedes verificarlo en nuestra guía de tallas.