Comments

    Alimentación en el embarazo

    Llevar una adecuada alimentación durante el embarazo es muy importante ya que todo lo que consumas aportará en el crecimiento y desarrollo de tu bebé.

    Primer Trimestre: Durante los tres primeros meses de tu embarazo es importante que consumas alimentos ricos en hierro y ácido fólico, estos nutrientes protegerán a tu bebé y lo ayudarán en su desarrollo. Podrás encontrar estos nutrientes en el brócoli, espárragos, aguacates, lentejas, frijoles, entre otros. A pesar de que la principal fuente de nutrientes son los alimentos de tu dieta diaria, muchas veces no es suficiente y es probable que tu médico te recomiende tomar suplementos. La dosis común es de 400mcg de ácido fólico y sulfato ferroso, sin embargo recuerda siempre consultar primero con tu médico.

    Segundo Trimestre: Algunos de los alimentos que puedes consumir con más frecuencia durante esta segunda etapa son:

    • Hortalizas: Zanahorias, pepinillos, brócoli, acelgas y berros.
    • Proteínas animales: Carne de res y pollo.
    • Proteínas vegetales: Quínoa, arroz, lentejas y garbanzos.
    • Grasas saludables: Aguacate, espinaca, nueces, semillas de girasol, maní y huevos.
    • Vitamina E: Maíz, trigo, girasol, maní y almendras.
    • Zinc: Principalmente en semillas de girasol, ajonjolí, sandía, ajo, garbanzos y en el chocolate oscuro.
    • Magnesio: Semillas de girasol, nueces, sésamo, sandía y en el chocolate oscuro.
    • Calcio: La principal fuente de calcio son los derivados de los lácteos entre ellos la leche, el yogurt, la mantequilla y el queso.

    Tercer Trimestre: Al final de tu embarazo posiblemente tu hambre disminuya, esto se debe a que tu útero genera presión sobre tu estómago y sentirás que te llenas más rápido. Tus porciones diarias de comidas serán más pequeñas, sin embargo recuerda no dejar pasar muchas horas entre una comida y otra, procura que sea cada tres o cuatro horas. Es también aconsejable que consumas alimentos que te den energía como el pan, los cereales y la leche.

    Si tienes dudas con respecto a la dieta que debes mantener tu embarazo, o quieres un plan específico de alimentos recomendados, puedes acudir a un nutricionista para que te ayude con combinaciones fáciles y saludables para tu día a día.