Comments

Estimulación para bebés de más de 1 año

Durante los primeros 4 años de vida, el cerebro de tu pequeño tiene la capacidad de captar con gran facilidad toda la información visual, auditiva, olfativa, táctil y gustativa a la que se vea expuesto, por lo cual es recomendable aprovechar al máximo este período.

Una excelente opción para apoyar a tu bebé en su aprendizaje es la estimulación temprana, que es un método de enseñanza que lo ayudará a fortalecer su cuerpo y a desarrollar su cerebro y emociones. Existen distintas técnicas de estimulación temprana que puedes practicar, ya sea en tu hogar o en centros especializados. Entre los tipos de estimulación temprana que puedes realizar están:

  • Estimulación motora gruesa: contribuirá al desarrollo del movimiento y equilibrio de sus piernitas, brazos, cabeza y tronco.
  • Estimulación motora fina: lo ayudará a desarrollar sus habilidades con las manos.
  • Estimulación del lenguaje: lo ayudará a desarrollar el habla por medio de la comunicación contigo.
  • Estimulación social y afectiva: le enseñará a expresar sus emociones.

Si decides realizar los ejercicios de estimulación en casa te recomendamos adecuar una habitación para ello. Es aconsejable que sea colorida y decorada con figuras geométricas, números, el abecedario, animalitos y con colchonetas y almohadas de colores vistosos. Procura crear siempre un ambiente con música infantil y/o clásica.

Recuerda que el desarrollo del bebé está relacionado a su edad y es importante que las actividades que realices sean las más adecuadas para cada etapa de su vida. A continuación te dejamos algunos tips para estimularlo de acuerdo a su edad:

De 13 a 18 meses

Estimulación social y afectiva

  • Permítele que coma solo y que comparta con la familia en la mesa.
  • Enséñale a decir “hola”, “por favor” y “gracias”.
  • Mientras lo bañas, déjalo tocar el jabón enjabonarse.
  • Permítele compartir con más niños, por supuesto sin forzarlo a que lo haga.
  • Recuerda siempre celebrar sus logros, ten mucha paciencia y no lo presiones si algunas cosas no le salen al primer intento, pues cada bebé es un mundo distinto y su tiempo de aprendizaje también.

Estimulación motora gruesa

  • Siéntalo en el piso, ofrécele un juguete que llame su atención, y haz que se levante para tomarlo.
  • Juega con él a agacharse y levantarse repetidamente.
  • Permítele que conozca cada rincón de la casa.
  • Coloca una soga en una caja llena de sus juguetes y haz que jale de ella.

Estimulación motora fina

  • Enséñale a golpear una olla con cucharas de palo.
  • Crea una torre con cubos o frascos de 4 pisos y haz que te imite.
  • Permítele jugar con arena y agua.
  • Abre un libro y enséñale las figuras y a pasar de página.

Estimulación del lenguaje

  • Pídele que te traiga cosas que señales, diciendo claramente el nombre del objeto.
  • Enséñale las partes del cuerpo ayudándolo a señalar con sus manos mientras le dices: “esta es tu nariz”.
  • Llámalo claramente por su nombre y enséñale a repetirlo.
  • Cuando esté junto a ti, explícale lo que estás realizando y cómo lo estás haciendo.

De 19 a 24 meses

Estimulación social y afectiva

  • Déjale que te ayude a vestirlo.
  • Pídeles a los demás que le llamen por su nombre.
  • Continúa animándolo a compartir con personas de distintas edades.
  • Permítele que te ayude con tareas del hogar.
  • Recuerda siempre celebrar sus logros, ten mucha paciencia y no lo presiones si algunas cosas no le salen al primer intento, pues cada bebé es un mundo distinto y su tiempo de aprendizaje también.

Estimulación motora gruesa

  • Juega a las carreritas o a que lo persigues.
  • Enséñale a patear la pelota.
  • Permite que escale lugares pequeños como sillones o la cama, teniendo siempre mucho cuidado.
  • Llévalo al parque y deja que camine y corra a su ritmo.

Estimulación motora fina

  • Deja que raye libremente en una hoja de papel.
  • Enséñale a tapar y destapar frascos.
  • Pídele que arme una torre con objetos de distintos tamaños.
  • Enséñale a hacer bolitas de papel o de masas.

Estimulación del lenguaje

  • Hazle repetir el nombre de personas o de cosas de la casa.
  • Llévalo de paseo a lugares distintos y llenos de cosas para que le enseñes a nombrarlas.
  • Pídele que señale partes de su cuerpo y que diga sus nombres.
  • Convérsale de cualquier cosa y explícale el porqué de las cosas.