Comments

7 actividades para niños de 2 a 3 años (Las más divertidas)

Las mejores actividades y ejercicios para niños de 1 a 3 años - Panolini

Estarán siempre en el podio de las cosas que amarás hacer con tu pequeño, y es que esta lista de actividades para niños de 2 a 3 años que hemos preparado especialmente para ti, sin duda se convertirán en tu as bajo la manga, pues no solo lo harán reír, aprender y disfrutar, sino que además fortalecerán el vínculo entre ambos.

Así que, manos a la obra, conoce nuestros favoritos cuando se trata de juegos para niños de 2 a 3 años:

  1. Hacer figuras de plastilina

    Elige un tópico de juego como, por ejemplo, comida (cualquier alimento), naturaleza (flores, árboles) o animalitos. Moldeen las figuras en conjunto y conseguirán hacer elementos de plastilina que le encantarán a tu pequeño.

    Como plus, al manipular la plastilina y darle forma estarás estimulando sus habilidades motoras finas y su creatividad, por lo que al cabo de un tiempo practicándolo, su precisión y prolijidad aumentarán considerablemente.

  2. Adivinar el juguete

    Para jugar esta actividad, solo tienes que elegir tres o cuatro juguetes que tu pequeño conozca bien, envuélvelos en papel y pégalos con cinta adhesiva. Asegúrate de que el contorno de las figuras sea fácilmente apreciable a la vista o perceptible al tacto.

    Reta a tu pequeño a adivinar cuál de sus juguetes se esconde detrás del papel y, una vez que haya elegido una respuesta, déjalo que lo rasgue y descubra qué se ocultaba detrás.

  3. Saborear frutas y vegetales

    ¿Quieres que tu pequeño se divierta y al mismo tiempo aprenda a comer de forma saludable? Probar frutas y vegetales para descubrir sus sabores es una de las actividades más beneficiosas para estos fines. Solo tienes que prepararte para divertirte y, al terminar, solo te quedará limpiar los rastros de lo que seguro fue un juego divertido para ambos.

    Dale a probar banana, manzana, pera o cualquier otra fruta y vegetal de tu preferencia. Puede que, al contrario de lo que muchos dicen y piensan, le termine encantando el brócoli y la zanahoria.

  4. Crear un tubo de sonidos

    Los sonidos son otro de los elementos que a tu pequeño le encantará explorar. Para ello solo necesitas un cilindro de plástico, o el cartón de un rollo de toallas de cocina, de los que son largos. Asegura un extremo sellándolo con cinta, y por el otro extremo introduce el material que generará el sonido.

    Puede ser arroz, granos, piedritas, botones y cualquier otra cosa que se te ocurra. Tapa el extremo y deja que tu pequeño lo agite cerca de su oído. La gran diferencia entre uno y otro llamará su atención y lo incentivará a probar distintos sonidos. Desarrollará su habilidad auditiva, y quizás, tú descubras que tienes a un rock star en la familia.

  5. Armar rompecabezas

    Existen rompecabezas aptos para todas las edades, por lo que no podía faltar en nuestro conglomerado de actividades para niños.

    Al adquirir uno y completarlo con tu pequeño, estarás estimulando muy favorablemente el desarrollo de sus habilidades cognitivas y de razonamiento. Pasarán un rato especial y el resultado será siempre apremiante.

  6. Pedir una encomienda

    Sabemos que querrás que tus pequeños aprendan a ser independientes desde temprano. Uno de los métodos más efectivos, productivos y divertidos es jugar con ellos a pedirles una encomienda.

    Para ello, acomoda distintos objetos en lugares estratégicos de tu hogar. Pídele a tu bebé que lo busque donde esté y te lo traiga, siempre en forma de juego. Esto creará un sentido de responsabilidad en tu pequeño, disciplina y satisfacción por obtener una recompensa (tu reconocimiento) luego de cumplir con éxito una tarea.

Ahora, solo queda disfrutar de esos momentos inolvidables que atesorarás por siempre, porque sabemos que buscas estar presente para tu pequeño, dándole todo lo que necesita para ser feliz y para apoyarlo en su desarrollo motor.