Comments

Las mejores actividades y ejercicios para niños de 1 a 3 años

Las mejores actividades y ejercicios para niños de 1 a 3 años

Desde el momento en el que nace, tu bebé empieza a interactuar contigo y con sus otros seres queridos a través del juego. La práctica de juegos o actividades físicas a temprana edad son fundamentales para su desarrollo y también se pueden convertir en el momento perfecto para compartir en familia.

Beneficios de practicar actividades o deportes a esta edad:

Socialización:

Una de las principales ventajas que tiene el jugar para tu pequeño es la posibilidad de cooperar con otros. La búsqueda de un objetivo en común o la contribución al trabajo en equipo ayudará a que tu niño pueda hacer amistades y divertirse en cualquier momento.

Desarrollo físico-motriz:

La actividad física ayudará a coordinar mejor sus movimientos, tener mayor fuerza y aumentará su resistencia. Seguramente habrás notado que a partir del año tu niño tiene cada vez más energía. Las actividades físicas ayudarán a que pueda descargar esa energía durante el día y al mismo tiempo potenciar su salud.

Autoestima:

El juego o las actividades permitirán aumentar su confianza y a manejar su tolerancia a la frustración. Son momentos únicos para que le enseñes que lo importante de una actividad o juego es divertirse y pasar un buen momento.

La actividad física es fundamental para el desarrollo de los niños y te permite estimularlo desde temprana edad. Los expertos recomiendan que los niños tengan al menos 60 minutos de actividad física al día, y si es al aire libre, mejor.
Ten en cuenta que, si tu pequeño tiene de 1 a 3 años de edad, no es recomendable que practique para eventos competitivos complejos, pero sí que realice actividades energéticas y divertidas, como las que te presentamos a continuación:

Natación

La natación es una actividad perfecta donde puedes compartir un lindo momento con tu hijito mientras se ejercitan. Gracias a esta actividad, tu niño aprenderá a superar el miedo al agua desde pequeño. Este ejercicio aumentará su confianza al vencer de a poco el miedo a nadar y ayudará a que disfrute luego de las actividades al aire libre como ir a la playa, al río o a una piscina.

Carrera de Obstáculos

Para un niño a veces no hay nada más divertido que correr y jugar. La carrera de obstáculos pudiese ser la actividad ideal para que tu pequeño pueda tener un juego organizado, cumplir objetivos sencillos, mejorar sus destrezas motoras y pasar un momento muy divertido.
Los obstáculos pueden variar según la edad de tu pequeño: si es muy chiquito, los mismos pudiesen ser, por ejemplo, pasar por debajo de una soga gateando o subir pequeñas pendientes. Si ya es más grande, puede saltar sogas a diferentes alturas o serpentear obstáculos.

Rondas y juegos tradicionales

Las rondas y juegos tradicionales nos permiten crear una actividad divertida y sencilla que a tu pequeño le encantará.

Uno de sus puntos a favor es que se puede hacer en cualquier lugar, ¡aunque siempre son más divertidas al aire libre! Los juegos y rondas como «el lobo está» o «el oso dormilón» son ideales para pasar un buen momento mientras tu pequeño hace ejercicio.

Bicicleta sin pedales

Si como mamá te encanta andar en bicicleta, podrás enseñarle a tu pequeño a manejarla desde temprana edad. Las bicis sin pedal ayudan a practicar el equilibrio y la estabilidad de forma natural y gradual.

Lo recomendable es que comiences con esta actividad a partir de los 2 años. Los beneficios de aprender a andar en bicicleta desde pequeños son incontables, pero lo más importante es que ayudan a desarrollar su autonomía e independencia. La bici sin pedales es la mejor manera de prepararlos para la siguiente etapa en 2 ruedas.

En general, te recomendamos que vayas probando con diferentes alternativas y que te quedes con las que más disfruten tanto tu pequeño, como tú. No lo fuerces a que practique ningún ejercicio que no le guste o le cueste completar y, sobre todo, ten en cuenta su estado de ánimo al momento de invitarlo a realizar algún tipo de actividad.