Comments

Claves del desarrollo motor en niños de 1 a 3 años

Claves del desarrollo motor en niños de 1 a 3 años

Naturalmente, durante sus primeros meses y años de vida, tu bebé empezará a explorar su entorno por sí solo, necesitando cada vez menos de tu ayuda para cumplir un objetivo que involucre desplazamiento y coordinación, y esto es lo que se conoce como el desarrollo motor.

Si te has preguntado qué son las capacidades motoras, lo primero que debes saber es que se categorizan como finas y gruesas.

Las finas son aquellas que involucran los músculos más pequeños, como los dedos de las manos; y las gruesas los músculos más largos, como las piernas.

En este artículo te diremos todo lo que necesitas saber sobre el desarrollo motor de tu pequeño, para que puedas ayudarle a alcanzar el máximo desempeño durante su crecimiento.

¿Qué son las capacidades motoras finas en niños de 1 a 3 años?

Las capacidades motoras finas son las que fomentan el desarrollo de los pequeños músculos de las manos y los dedos de tu bebé, los cuales utilizará, por ejemplo, para agarrar un juguete y apretarlo, sostener el tetero, tomar una manzana o, más adelante, abrocharse el botón del pantalón.

Es uno de los hitos de desarrollo más importantes que el consentido de la casa debe alcanzar, ya que, como lo afirman diversos estudios científicos, estas capacidades están estrechamente relacionadas con el desarrollo del habla, la escritura y todo lo relacionado con el lenguaje y la alfabetización.

Durante las distintas fases de crecimiento de tu pequeño, verás cómo evoluciona su desarrollo motor fino en la medida que aprenda a aplaudir, juntar sus manitos, jugar con plastilina, sacudir sus juguetes favoritos y hasta empezar a dibujar los más hermosos garabatos y hasta cepillarse los dientes.

El desarrollo de las capacidades motoras finas de tu pequeño:

  • Entre sus primeros tres y seis meses de vida: tu bebé utilizará mucho sus tiernas manos para metérselas en la boca y agarrar cualquier objeto que esté a su alcance, como una fruta o un juguete, e intentará sostenerlo.

En la medida que avance, lo apretará con mayor fuerza y lo sacudirá, como una forma de juego e interacción con las cosas que lo rodean.

  • De seis a once meses: tendrá mayor habilidad para mantener sus manos abiertas, hará gestos como acariciar y su intensidad en el juego aumentará. Por ejemplo, será capaz de chocar dos juguetes entre sí o apilar bloques de madera o plástico.

Te aseguramos que cada uno de sus pequeños movimientos en esta etapa te enternecerá.

  • En su primer añito de vida y alrededor de los 18 meses: tu estatus de mamá orgullosa crecerá considerablemente cuando veas que tu pequeño comienza a agarrar las cosas con mucha más precisión, por lo que incluso podría tratar de tomar agua o jugo de manera independiente.

También, y esto siempre hará que se te derrita el corazón, tendrá la habilidad de mover su manito para saludar o despedirse, y los ratos de juego alcanzarán una nueva dimensión, ya que podrá utilizar ambas manos para realizar distintas actividades de recreación.

  • Llegado a su segundo añito de vida: dirás ¡Qué rápido pasa el tiempo! cuando veas cómo tu bebé toma la iniciativa de realizar actividades más difíciles, conectan más profundamente su cerebro con sus extremidades.

En este punto, empezará a explorar la escritura y el dibujo, haciendo garabatos y rayando con lápiz o crayón, por lo que este resulta ser de los mejores momentos para estimular su creatividad.

  • Para su tercer año: sentirás que tu consentido creció sin avisar, porque el crayón o lápiz que antes sujetaba de forma imprecisa, ahora podrá sostenerlo con mayor precisión y eficiencia; casi como un adulto lo haría.

Así mismo, sus trazos en papel pasarán de garabatos a figuras menos abstractas y con mucha más forma.Completará tareas difíciles como sostener y utilizar cubiertos para comer de manera independiente.

Sus momentos de recreación serán mucho más efectivos, porque tendrá mayor conciencia del espacio, así que se mostrará más cómodo y eficaz en sus movimientos.

No menos importantes, están las capacidades motoras gruesas

El complemento del desarrollo motor de tu pequeño con respecto a las habilidades finas, son las capacidades motoras gruesas.

Estas tienen la función de controlar los músculos de extremidades largas, específicamente las piernas, los brazos y el torso, para realizar movimientos de mayor magnitud.

Pero antes, durante su etapa de estimulación temprana, tu bebé aprenderá a controlar el peso de su cabeza, los movimientos del cuello y de los brazos, especialmente en los momentos que esté en el suelo, con la barriguita apoyada en el piso (Tummy Time). Esto sucede entre sus primeras semanas de vida y los dos meses.

¿A qué edad tu pequeño desarrollará sus capacidades motoras gruesas?

  • A partir del tercer mes y hasta el quinto: notarás que ha avanzado cuando, por ejemplo, te dispongas a cargarlo para sentarlo y él o ella naturalmente alinee su cabecita con su tronco, levantándose levemente.

También será capaz de hacer una tierna media flexión al estar en el piso, aplicando fuerza en los antebracitos, para levantar un poco su posición.

Durante este periodo de desarrollo, tu chiquito necesitará sentirse cómodo en todo momento, para que su única preocupación sea poner esos musculitos a valer y, con nuestros pañales Panolini Delicare, con tecnología softcare, te aseguramos que podrás brindarle toda la seguridad que necesita, y así tú también estarás tranquila sabiendo que está protegido.

  • Después de cumplir cinco meses: no te asustes si ves que comienza a rodar como un tronquito en el suelo.

En esta etapa del desarrollo motor también incrementará su flexibilidad en las piernas, por lo que no es de extrañar que intente meterse los pies en la boca.

  • Entre los meses seis y ocho: llega otro hito inolvidable que recordarás por siempre como orgullosa mamá: tu bebé por fin aprenderá a sentarse solo y a gatear ¡Momento de pura emoción!
  • Ya para el mes 13 y 14: podrá subir escaleras, levantarse del suelo sin ayuda y… ¡Comenzará a caminar! Tampoco necesitará mayor asistencia para levantarse y mantenerse en pie antes de andar, así que la evolución será a paso agigantado.
  • Cuando alcance la edad de 1 año y medio: querida mamá, prepárate ¡tendrás que ajustarle muy bien sus pañales! Pero no te preocupes porque nuestra línea Panolini Comfort Sec, con nuevas orejas elastizadas, harán que este trabajo sea pan comido, al brindarle un mejor ajuste en esta nueva etapa en la que empezará a correr de manera desprolija por doquier, y tú, te verás persiguiéndole por toda la casa.
  • Entre sus 2 y 3 añitos: Tu bebé ya más grandecito habrá dominado el arte de caminar y correr, tanto que se sentirá confiado para saltar, subir y bajar escaleras apoyándose del pasamanos y hasta patear una pelota.

    Tip: Si sueñas con darle un triciclo para que lo maneje, este es el momento ideal para que aprenda a conducirlo, ya que no solo le servirá como herramienta recreativa, si no como una introducción a actividades de rendimiento físico y deportivo.

Ya para cerrar, no nos queda más que desearte mucha suerte viviendo esta maravillosa aventura de seguir a tu pequeño en su desarrollo psicomotor y, recordarte, que las edades siempre son relativas y que cada bebé va a su ritmo.

Así que no te afanes ni ejerzas ninguna presión sobre tu pequeño, solo concéntrate en lo que más importa: Acompañarlo en el camino y disfrutar de mamá.